Reseña: Vivir Deprisa, Amar Despacio

Director: Christophe Honoré

Reparto: Vincent Lacoste, Pierre Deladonchamps, Denis Podalydès

País: Estados Unidos, Francia, Canadá

Género: Drama, Romance

Año: 2019

Duración: 132 min.

Estreno: 12 de julio de 2019

 

Con una viaje profundo y reflexivo pero sobre una carretera con algunas paradas que parecen estar de más, “Vivir Deprisa, Amar Despacio” propone una historia de un romance complicado, una sexualidad siempre presente y el peso de los años de una manera que sin duda moverá más de un pensamiento en el espectador, incluso la confusión en la que la misma cinta cae en momentos.

París, 1993. Jacques es un escritor que intenta mantener un sentido de romance y humor a pesar de la agitación en su vida y en el mundo. Durante un viaje de trabajo conoce a Arthur, un joven aspirante a cineasta que está experimentando su despertar sexual. Se enamoran de forma instantánea. Del director Christophe Honoré (Las canciones del amor) surge una reflexión profundamente emocional sobre el amor y la pérdida, la juventud y el envejecimiento.

El éxito de una historia, más allá del valor económico, reside en hacer llegar el mensaje para el que el creador lo ha pensado, y me parece aventurarme a pensar que Christophe Honoré tenía como propósito despertar inquietudes en su público y hacerles analizarse introspectivamente a sí mismos. Y eso lo logra en distintos momentos, sobre la vejez, sobre la juventud, la sexualidad y el amor.

También logra filmar una sucesión de eventos cuyo entorno está lleno de colores y acción, de intriga, dudas y conflictos internos. Hacernos enfrentar los mismos demonios que atacan los pensamientos de un protagonista que se enfrenta a un mundo que ya no le pertenece, a un amor que no lo comprende y que tampoco comprende. Son las diferencias el eje central de una trama que juega con lo adulto y lo joven, la inhibición y lo reprimido.

Este equilibrio no se refleja sin embargo en una cualidad para mantener atento a todo espectador. Por momentos el trabajo de Honoré se siente que perdió el rumbo, por momentos nos regala secuencias que enriquecen al personaje pero no la historia central. A veces divaga, a veces no es clara la intención de lo que sucede. Incluso el final es ambiguo y parece difícil saber cómo sentirse al respecto.

Vivir Deprisa, Amar Despacio” es una lista de dudas existenciales y un trazo detallado de personajes en los que podemos encontrar algo de nosotros mismos reflejado. Eso lo hace impecablemente. Sin embargo su historia pausada y hasta atropellada reflejan quizás demasiado fielmente la realidad y desatiende por momentos a su audiencia al no entregarse en crear una adaptación más “entretenida” o “cinematográfica” (considerando que dura más de 2 horas). Esto no es necesariamente un punto negativo ni uno positivo. Está ahí, así es y es probable que no todos lo disfruten, pero de que te hará pensar, eso ni lo dudes.

¡Interactúa con nosotros!

Comentarios

Post Author: Enrique Bohórquez

En matrimonio con la ciencia, pero amante de las letras, la historia y la farándula,