Reseña: El Jilguero

Título original: The Goldfinch

Director: John Crowley

Reparto: Nicole Kidman,Ansel Elgort,Finn Wolfhard

País: Estados Unidos

Género: Drama

Año: 2019

Duración: 149 min.

Estreno: 27 de septiembre de 2019

 

Basada en el libro homónimo ganador del Pulitzer de Donna Tart y con un elenco que cuenta con Nicole Kidman, y Ansel Elgort, “El Jilguero” muestra rápidamente sus cartas al restringir a ambos actores a roles “secundarios” de poca participación, y aunque el trabajo del verdadero protagonista Oakes Fegley es fuerte y brilla más por la inclusión de Finn Wolfhard, la cinta se siente dispareja, inconexa, y excesivamente larga quizás en su afán de replicar el cuerpo del libro.

Theodore “Theo” Decker (Oakes Fegley de niño; Ansel Elgort de adulto)  tiene sólo 13 años cuando pierde a su madre en un atentado con bomba en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York. La tragedia altera el curso de su vida y lo obliga a emprender una emotiva odisea llena de dolor y culpa, reinvenciones, actos redentores e incluso amor. A pesar de todo, conserva un recuerdo esperanzador tangible de ese espantoso día… una pintura de una pequeña ave encadenada a su percha: El jilguero.

Premiada con el premio literario tan prestigioso en 2014, Tart ofrece un libro al que se le alaba su gran desarrollo de personajes y esa conexión tan curiosa, increíble e importante del protagonista con una obra artística. Y ese es el principal conflicto con esta adaptación cinematográfica: simplemente nunca llega a quedarnos claro esa relación hombre-arte. Convierte una obra dedicada a desarrollar el apego a un pasado a través de una obra material en una historia ambigua donde “El Jilguero” solo es un pasajero más en un auto que va de un inicio a un final sin realmente ofrecer gran interacción.

Y es evidente que lograr hacer que un cuadro cumpla un rol protagónico es algo complejo, después de todo es uno de los méritos de la autora, pero es que la historia realmente depende de ello, y sin esto comienza a caer en el sinsentido. Pero la caída no termina ahí. La cinta se siente capitularizada como libro, una serie de tramas que van siendo unidas poco favorablemente y cuyo ritmo tan heterogéneo crea altibajos cada cuántos minutos y que solo consiguen dilatar la trama sin saber exactamente a dónde irá a parar.

“El Jilguero” narra una historia que pasa del pasado a la actualidad y luego al pasado en flashback, con una historia de amor poco clara y una investigación detectivesca sobre la muerte de la madre que llega a un climax con pocas fanfarrias, casi como minimizado, de poco impacto a un protagonista que conocemos de pequeño y conocemos de adulto pero que realmente sabemos poco de él, tirando por la borda el desarrollo que la escritora consiguió.

Como ejercicio cinematográfico es una cinta de mediano interés que se va diluyendo en una duración demasiado amplia, pero que cuenta con interpretaciones de “Theo” y su tutor bastante logradas  y a la que al final realmente poca o nula es la intervención de Kidman y Elgort a su resultado final.

 

¡Interactúa con nosotros!

Comentarios

Post Author: Enrique Bohórquez

En matrimonio con la ciencia, pero amante de las letras, la historia y la farándula,