Reseña: Anna-El Peligro Tiene Nombre

Título original: Anna

Director: Luc Besson

Reparto: Cillian Murphy, Luke Evans, Sasha Luss

País: Francia

Género: Acción, thriller

Año: 2019

Duración: 119 min.

Estreno: 27 de septiembre de 2019

 

A 22 años de “El quinto elemento” y 25 de “El perfecto asesino”, Luc Besson mantiene una carrera de altibajos con “Valerian y la ciudad de los mil planetas” sumándose a su reciente “Anna: El peligro tiene nombre” en la que nuevamente la acción es la columna vertebral de una producción que usa los cambios temporales en su narración para intentar aparentar más de lo que es, pero termina perdiendose en sí misma.

Detrás de la belleza de Anna Poliatova se esconde un terrible secreto que desatará una inquebrantable fuerza y grandes habilidades que harán que se vuelva una de las asesinas del gobierno más temidas. 

Poco y más se puede hablar de una sinopsis que resume y a la vez es toda la historia. Una espía a la James Bond que en un inicio nos inspira a esperar una gloriosa “Atómica” pero cuyo personaje carece de la fortaleza y desarrollo del personaje de Charlize Theron y toda su habilidad de espionaje se restringe a deducciones y planes detrás del telón que nos son presentadas como “grandes giros en la trama”.

Solo hace falta ver los primeros diez minutos para darse una idea de esto. La cinta comienza presentando una situación irrelevante para después remontarnos a un tiempo anterior que hace “más interesante” ese lapso inicial… y cuando todo parece fluir y traernos de vuelta a la actualidad: un tercer recorrido al pasado más pasado para hacer “más interesante e inesperado” TODO lo que acabamos de ver.

Y esos fueron los primeros 2 cambios temporales de una sobreexplotación de la técnica que no solo aturde y hasta molesta, sino que corta el ritmo y al momento de armar toda la imagen final: nada. Una historia lineal con poca gracia dividida en pedazos y revuelta en el tiempo innecesariamente. Como “Dark”… pero al menos “Dark” tiene subtramas interesantes.

Reacomodada en el tiempo y sin hablar de la incomodez de su técnica, “Anna: El peligro tiene nombre” es una cinta de acción con escenas de combates entretenidas y logradas, riñas, persecuciones, balazos y mucha sangre. Realmente tiene todo lo que uno pide en una cinta de acción… pero bueno, pensándolo mejor: su misma técnica confusa la termina destruyendo.

Con momentos trepidantes, varios diálogos entretenidos y efectos a la altura, el nuevo trabajo de Luc Besson vuelve a tropezar en contarnos algo realmente valioso pero lo que es peor, atenta contra la propia esencia de una cinta de acción al volver su cinta un rompecabezas confuso, no aprovecha todo el potencial de Cillian Murphy y aunque Sasha Luss se desenvuelve adecuadamente como protagonista, deja de brillar precisamente en la acción, en la que su anatomía no favorece a la credibilidad de las escenas. Algo que Gal Gadot nos demostró que sí es posible.

 

¡Interactúa con nosotros!

Comentarios

Post Author: Enrique Bohórquez

En matrimonio con la ciencia, pero amante de las letras, la historia y la farándula,