Reseña: X500

 

Título original: X500

Director: Juan Andrés Arango

Reparto: Jonathan Díaz Angulo, Bernardo Garnica Cruz, Jembie Almazan

Género: Drama

País: Colombia

Año: 2016

Duración: 108 min

 

Por: Dulce Díaz

 

“X500” nos cuenta la historia de tres jóvenes que, aun estando en lugares completamente diferentes, comparten una misma característica la cual los definirá en el momento de continuar con sus vidas en un entorno completamente diferente.

María es una inmigrante filipina que después de la muerte de su madre va a vivir con su abuela a Montreal, Canadá; Alex es un afrocolombiano que regresa a su natal Buenaventura, Colombia después de la pérdida de su hermano en Estados Unidos; y David es un indígena mazagua que llega a la Ciudad de México luego del fallecimiento de su padre.

A través de la cinta podemos ver como los tres lidian con el dolor de la muerte importante para cada uno de ellos y en cómo tienen que lidiar con los problemas que su condición de inmigrantes les trae en su círculo social.

 

 

Pero también podemos conocer cómo, a partir de una situación, ellos encuentran una manera de salir adelante, encajar en un círculo social y aferrarse a un futuro que consideran mejor para ellos, aunque los métodos y las actividades que elijan pueden no ser las mejores y las más sanas.

Esta historia, que va dando saltos entre cada uno de los personajes pero que se conserva paralela, es una clara protesta a la situación que viven miles, tal vez millones, de jóvenes en todo el mundo, y que al pasar de los años se ha convertido en un tema que es importante que se conozca.

Y es gracias a Juan Andrés Amargo, que a través de sus manos y su estupenda dirección podemos apreciar con total claridad lo cruda y cruel que pueden ser las vidas de todos estos jóvenes, por lo que la cinta resulta ser entrañable y dolorosamente entendible.

 

 

Y si bien es cierto que no es el tipo de cine para todo el mundo, es claramente un trabajo independiente con un fuerte mensaje; pero consideramos que la historia podría atrapar a más de uno, sobre todo si gusta de los documentales, ya que el formato que sigue el film es de documental-ficción.

La fotografía se toma la libertad de mostrarnos muchos ángulos profundos y claros en cada uno de los personajes, y es gracias a ellos que los llegamos a conocer más y más.

En conclusión, “X500” es una historia muy honesta y con un poderoso mensaje sobre la aceptación, la pertenencia y la violencia que se vive en estas situaciones, pero que si no eres de los que disfrutas de este tipo de cintas lo mejor será que sigas buscando.

 

¡Interactúa con nosotros!

Comentarios

Post Author: Colaboradores PlayCam

¡Colabora con nosotros! Si te gustaría que tu artículo apareciera en nuestro sitio web y redes sociales, contáctanos a: colaboradores@playcamcine.com