Reseña: Solteras

Director: Luis Javier M. Henaine

Reparto: Cassandra Ciangherotti, Irán Castillo, Gabriela de la Garza

Género: Comedia

País: México

Duración: 97 minutos

Fecha de estreno: 07 de junio 2019

Por: Ahuitz Maldonado

 

 

 

 

La boda y el compromiso, para una mujer esas palabras evocan felicidad, sueño, fiesta, amor, familia y amigos por otro lado para el hombre es todo un desafío que acceda a todo lo que conlleva el compromiso y el matrimonio, Solteras es una cinta que juega mucho con estos aspectos psicológicos logrando una divertida comedia donde la misión de nuestras solitarias protagonistas es lograr llevar al altar a su hombre, logrando que ellos mismos se quiten ese miedo y les propongan unir sus vidas.

 

 

La cinta es muy entretenida utilizando un humor más casual e indirecto logra en cada escena que el espectador no pueda parar de reír, además su historia y su trama enfocado al drama y al desamor son elementos que no solo refuerzan el humor, sino que además te crean ese pequeño suspenso de ver como cada una de las posiblemente Solteras de por vida van logrando su objetivo. Estos elementos reforzados con los giros argumentales finales y el mensaje que intenta darte el filme como tal hacen de esta película una cinta que no puedes perderte.

 

 

La cinta de igual manera refleja lo frustrantemente social que es para la mujer el presenciar como poco a poco todas sus amistades y familiares unen su vida con alguien más, mientras ellas se van quedando atrás a la vez que muestran la actitud temerosa, aprovechada y machista de los hombres no solo alejándose del altar sino al utilizar esas creencias femeninas para aprovecharse de ellas.

En conclusión, Solteras es una divertida y entretenida sátira social acerca de los miedos y costumbres que tienen tanto hombres como de mujeres a la hora de decidir llegar al altar de bodas.

 

 

¡Interactúa con nosotros!

Comentarios

Post Author: Ahuitz Maldonado

Soy solo un cinéfilo más, amante de las buenas series y anime; el único spoiler que te daré es que al final no importa la película, todos acabaremos en el cine con un bote de palomitas y unos nachos a un lado