Reseña: Period. End of sentence

Hay temas que parece se pueden hablar con naturalidad, pues en pleno siglo XXI se puede charlar de manera libre sobre el sexo y las necesidades biológicas normales del cuerpo… ¿o no?

Eso es lo que vemos en “Period. End of sentence”, un documental que nos muestra los tabúes detrás de la menstruación en India; un tema que obliga a las mujeres a no entrar a los templos porque están “sucias”, no pueden usar los baños con el resto de las personas y tienen que cambiar sus paños en la intemperie.

Muchos dirían “eso no nos interesa”, pero por fortuna existen personas con la mente abierta y uno de los hombres de la comunidad decide alzar su voz -ya que la de las mujeres no es válida-, así que decide poner en marcha un plan para dejar atrás los paños y comenzar a usar una toalla sanitaria hecha con las manos de las mismas mujeres de su localidad.

La historia en sí gira en torno a esas toallas sanitarias de bajo costo que las mismas mujeres que han ayudado a fabricarlas salen a vender con la finalidad de ganar un poco de dinero y claro, de decirle a otras mujeres “no estás sola, comprendo tu sentir y debemos estar unidas”.

 

Los comerciales en occidente nos dicen “no importa si menstruas, se libre, se tú, corre, monta a caballo y sonríe”, pues no… la realidad es que las mujeres –o su mayoría- en “esos días” –o al menos uno de ellos- solo queremos estar en cama, ver tele, comer dulces y que nos dejen dormir o llorar a gusto.

Así que este documental nos ofrece una mirada distinta y mucho más realista del periodo menstrual, sobre todo el de una zona donde la menstruación es un tabú, un lugar donde una joven de entre 14 y 18 años de edad no tiene ni idea de qué es una toalla sanitaria: “somos mujeres sucias en esos días, no podemos acercarnos a rezarle a la diosa que como nosotras es mujer”, señala una de las entrevistadas.

Volviendo al tema de la fabricación de toallas, muchas mujeres se sienten realizadas al tener su primer empleo; “¿Habías trabajado antes?”, pregunta la entrevistadora, a lo que la entrevistada –una mujer de unos 50 años aproximadamente- solo mueve la cabeza en negación, en seguida asegura que es la primera vez que ha trabajado pero que la hace feliz poder ganar un poco de dinero.

Por otra parte, una joven de unos veinte años señala que ella no busca casarse si no salir adelante y volverse policía, por lo que el negocio de las toallas sanitarias es un buen lugar para comenzar a ahorrar e independizarse.

Voces femeninas, terminar con el tabú de la menstruación y mucho empoderamiento femenino; eso y más vemos en este documental que se llevó el Oscar a Mejor Corto Documental y que nos permite darnos cuenta que “esos días” no son tan malos después de todo, al menos en este lado del charco.

¡Interactúa con nosotros!

Comentarios

Post Author: Ariadna Juárez

¡Amo el cine! Todas sus facetas, todos sus géneros y cada época. Además amo el periodismo, escribir no sólo es mi profesión, es mi pasión.