Reseña: Niñero por Accidente

Título original: Roulez jeunesse

Director: Julien Guetta

Reparto: Eric Judor, Laure Calamy, Brigitte Roüan

País: Francia

Género: Comedia, drama

Año: 2018

Duración: 82 min.

Estreno: 12 de julio de 2019

 

Con una trayectoria bastante discreta, Julien Guetta llega con su primera cinta y parece que sus ganas de desarrollar una historia cómica y a la vez profunda le sucumbieron a sus capacidades técnicas al ofrecer una película fragmentada entre su humor y su drama, sin triunfar realmente en ninguno de ambos campos.

Alex, de 43 años, dirige un servicio de remolque en el garaje dirigido por la mano de hierro de su madre. Un día, ayuda a una joven con su automóvil y pasa la noche en su casa, pero por la mañana ella desaparece dejándole tres niños.

Sin casi desarrollo previo, más que un par de minutos en los que explican un poco la situación laboral del protagonista, éste se enfrenta casi de un parpadeo a otro de conquistar a una chica a cuidar a sus hijos y enfrentarse a la realidad de no saber nada de la chica ni obtener ayuda de los chicos. Así, sin más justificación que niños evitando hablar de su madre -porque sí-, empieza una serie de eventos uno tras otro sin motivos explicables o coherencia entre ellos.

Para aquel que mire el avance de la cinta quizás espere una comedia parecida a “Una Niñera a Prueba de Balas” de Vin Diesel, pero eso pronto acaba cuando el humor, que no logra cuajar, se convierte rápidamente en un drama que pronto llega a tragedia, rompiendo la trama en un ambiente diferente, con un toque que intenta ser mucho más serio pero que tampoco se vuelve creíble al intentar mantener cierto grado de comedia basal que bajo esas circunstancias se siente aun menos natural.

Incluso se introducen momentos que sobrepasan lo políticamente correcto y rayan en lo perturbador de manera innecesaria. Guetta parece querer abarcar todos los géneros posibles y ser provocativo de diferentes formas, pero termina creando un collage confuso que no es fuerte en ninguna de sus piezas. Tampoco ofrece un desarrollo realmente de sus personajes y el final termina siendo una especie de epílogo en el que mágicamente se olvida el pasado.

Niñero por Accidente” inicia con el pie izquierdo al prometer una historia que es muy diferente al papel. Tiene buenas intenciones, hasta representa una realidad que no debería ser menospreciada como es el tema de abandono infantil, pero su principal problema reside en no saber desarrollar el mensaje que quiere ofrecer, querer abarcar más de lo que realmente podía.

 

¡Interactúa con nosotros!

Comentarios

Post Author: Enrique Bohorquez

En matrimonio con la ciencia, pero amante de las letras, la historia y la farándula,