Reseña: Nace una Estrella

 

Título original: A Star Is Born

Director: Bradley Cooper

Reparto: Bradley Cooper, Lady Gaga, Sam Elliot, Rafi Gavron

Género: Drama

País: Estados Unidos

Año: 2018

Duración: 135 min

Fecha de estreno: 12 de octubre 2018

 

Por: Dulce Díaz

 

Bradley Cooper como director debutante y protagonista compartiendo créditos con la exitosa cantante Lady Gaga, acompañados por música increíblemente llegadora y remake de una de las historias más conmovedoras de la historia del cine, ¿qué puede salir mal?

Jackson Maine es un cantante reconocido de la música country que con el paso del tiempo, y gracias a su adicción con el alcohol y las drogas, su carrera va en picada; y aunque pareciera que en el escenario se sigue desenvolviendo bien, la realidad es que su música ha dejado de sonar.

Ally es una mesera que por las noches hace sus presentaciones en un bar ya que por sus inseguridades en su talento y en su físico, ha frenado sus pocas oportunidades que ha tenido, por lo que decide cantar canciones famosas y salir disfrazada para no mostrar su verdadera cara.

Ambos se conocen y a partir de ese momento la vida de los dos cambia completamente. Gracias a las presentaciones que tiene Jackson, ella se vuelve más popular y su talento es alabado, mientras él se ahoga en sus adicciones y sus problemas personales.

Cuando el éxito alcanza a Ally, Jackson debe aprender a lidiar con sus demonios y con el declive de su terminada carrera para ser el apoyo que ella necesita, aunque el camino no sea nada fácil de pasar.

Debemos reconocer que hasta este punto la historia parece ser de esas que sabes que te moverán el corazón y los sentimientos, (bueno si eres de alma sensible y romántica), y aunque no sea difícil de creer, podemos confirmar que así es.

 

La historia, que no será desconocida para muchos, es de esas que se te meten en la piel y, que gracias a todos sus elementos conjuntos, te llevan por un viaje tremendamente conmovedor y a la vez desesperanzador, porque si, esta no es solo una historia de amor, es una realidad de lo triste que puede llegar a ser el éxito.

Por un lado, tenemos el sueño de mucha gente por fin realizado: una joven promesa que, gracias a su talento, puede vencer las barreras que la industria del entretenimiento tristemente ha impuesto (como la apariencia física, por ejemplo) y que encuentra el ascenso al éxito tan rápido que no sabe cómo asumirlo.

Y por el otro lado tenemos la cruda realidad de cuando ese éxito te sobrepasa de una manera que no puedes dar vuelta atrás; una clara critica a esa turbia vida que llevan la mayoría de las estrella y que, aún peor, ha cobrado la vida de muchas más.

 

Y a pesar de saber que esta historia ya fue realizada con anterioridad, es un acierto muy grande que este remake llegue en estos momentos, y es que, si cada una de las anteriores producciones se convirtieron en clásicos para su generación, es justo que ahora llegue nuestro turno de tener una versión más actualizada y que seguro pasará a la historia como sus antecesoras.

Al momento no podemos imaginar a nadie más en los papeles principales, y es que la elección es más que acertada para llegarle a las nuevas audiencias; Lady Gaga demuestra no solo su capacidad vocal sino que también demuestra que sabe actuar y bastante bien.

La similitud que tiene su personaje Ally con su carrera personal es impresionante, y por eso es que tal vez su actuación sea tan convincente. No es difícil imaginarla pasando por todos esos problemas, bueno, tal vez con la mayoría.

 

Pero es Bradley Cooper quien luce irreconocible, y lo bonito de esto es que, aunque ya conozcas al actor y como trabaja, es impresionante verlo en una nueva faceta, la cual va de director a actor y cantante. Sin duda uno de sus mejores trabajos en mucho tiempo.

La música es hermosa, y aunque sí tiene unos temas bastante olvidables, dos de los números son perfectos para demostrar todo el sentimentalismo e intención que pretende mostrar la cinta. Les prometemos que en esos dos números se les pondrá la piel chinita.

Pero como no todo puede ser perfecto tenemos algunos problemas que, si eres bastante crítico, los notarás: el ritmo es bastante inconsistente, la dirección del debutante es prometedora pero aun con detalles y puede que algunos se sientan un poco desconcertados gracias a la edición tan apresurada en ocasiones.

En conclusión, “Nace una Estrella” llega pisando fuerte en un camino que ya muchos le han impuesto. Es una apuesta segura si eres de los que disfruta el drama acompañado de buenas canciones, y que a pesar de que puede tener sus detalles, no deja de ser una de las grandes cintas del año. ¡Lleven pañuelos!

¡Interactúa con nosotros!

Comentarios

Post Author: Colaboradores PlayCam

¡Colabora con nosotros! Si te gustaría que tu artículo apareciera en nuestro sitio web y redes sociales, contáctanos a: colaboradores@playcamcine.com