Reseña: Muñeca rusa

¿Te imaginas reiniciar un día o noche después de morir una y otra vez sin saber qué demonios está pasando? ¿no? Pues Nadia (Natasha Lyonne) nos viene a mostrar lo poco divertido que se vuelve morir una y otra vez.

Nadia es una mujer soltera, despreocupada y a sus 36 años sus problemas existenciales siguen siendo fantasmas que no la dejan tener una vida normal, ¡pero no pasa nada! ¿para qué preocuparse si tenemos toda una vida para gozar? Pues estás muy equivocada querida…

Resulta ser que la noche de su cumpleaños ella muere, pero segundos después reaparece en el baño del departamento de su amiga, en la misma fiesta de cumpleaños para volver a morir –aunque de diferente manera- y volver a despertar en el baño; Nadia comienza a darse cuenta de que algo no está bien y empieza a indagar.

Pasa el tiempo y no deja de morir por diversas razones, ¿será un embrujo? ¿una maldición por ser mala persona? No lo sabe y parece estar dándose por vencida cuando descubre que no es la única pasando por esa extraña situación.

Se trata de una serie con toques divertidos que se complementan con el humor de Lyonne, y es que primero nos enamoramos de ella en la saga de American Pie y luego nos fascinó en Orange is the New Black, así que con ese mítico estilo irónico vemos a Nadia y su gato Avena viviendo las distintas posibilidades y circunstancias que podrían dejar en Nadia un mensaje pero que aún no logra comprender.

Si bien se enfocan en los problemas con su madre y las dificultades para sostener una relación amorosa, es claro que el por qué jamás termina de cuajar.

Si bien no es la gran idea (recordemos que la película “Feliz día de tu muerte” fue un éxito en taquilla y hasta tiene secuela), se trata de un guion bien trabajado pero que lamentablemente logra atraparte hasta el tercer capítulo.

Es obvio que el “Russian Doll” se refiere a las matrushkas (muñecas de la cultura rusa) y que se vuelven una analogía para representar las muertes de la protagonista y que en el proceso siempre hace un reencuentro con ella misma o descubre cosas que no había notado.

El final es tan (pero taaaaan) abierto que es obvio que lo dejaron así para mantenerte al borde y gritar “¡NOOO!”, y que obvio veas la segunda temporada de la que –a nuestro gusto- pudo ser una película.

Te invitamos a ver la serie, y si ya la viste compártenos tu opinión.

¡Interactúa con nosotros!

Comentarios

Post Author: Colaboradores PlayCam

¡Colabora con nosotros! Si te gustaría que tu artículo apareciera en nuestro sitio web y redes sociales, contáctanos a: colaboradores@playcamcine.com