Reseña: Me quiero comer tu Páncreas

Titulo Original: I want to eat your pancreas

Director: Shinichiro Ushijima

Doblaje: Miguel Ángel Ruiz, Erika Ugalde, Andrea Orozco, Ricardo Bautista, Eduardo Garza

Género: Animación

País: Japón

Duración: 100 minutos

Fecha de estreno: 31 de mayo 2019

Por: Ahuitz Maldonado

 

 

En Japón existe la creencia de que, al morir si una persona come tu páncreas a partir de ese día tu alma y la de esa persona se conectaran por el resto de su vida, Me quiero comer tu páncreas es una historia que no solo le da un significado a la vida, sino que además te enseña a valorarla y amarla a la vez que entras al obscuro y crudo mundo de la muerte prematura.  

 

 

La cinta nos presenta a dos personajes completamente opuestos, Sakura una alegre y popular chica que esta pasando por una difícil situación al enterarse que su vida esta por terminar, la vida de Sakura es juntada con la de un chico de su clase que al encontrar su diario y enterarse del problema de Sakura poco a poco se ve involucrado en la vida de esta chica, la historia nos presenta a estos dos personajes como unos opuestos ya que el chico a diferencia de Sakura es una persona reservada y concentrada en su mundo y en la lectura.

 

 

La interacción de ambos personajes es increíble ya que con el tiempo se ve como esta va evolucionando con el pasar del tiempo, iniciando como dos seres opuestos que se ven y no saben como tratarse el uno al otro hasta llegar a una amistad más profunda donde ambos se conocen, entienden y se desenvuelven perfectamente hacen de esta relación una maravilla del filme además de que nos muestran como la personalidad opuesta del otro alimenta y enriquece la del otro enseñándole una perspectiva diferente de la vida y haciendo que el otro la valore de una forma diferente.

 

 

El doblaje dirigido por Eduardo Garza es excelente cada actor le da una interpretación impecable a su personaje, saben muy bien cómo manejar su personalidad la evolución que estos personajes van presentando a lo largo de la película. El dibujo, las secuencias y el sonido también son elementos que enriquecen mucho esta historia y que saben muy bien como hacer que el animo del espectador cambie dependiendo la intención de la escena, vemos desde escenas muy iluminadas, algunas oscuras, otras realistas y algunas sub realistas que cada una juega con un roll muy importante a la hora que la cinta busca impactar en el público.

 

 

En conclusión, Me quiero comer tu páncreas es una conmovedora y divertida historia que no solo te enseñara a valorar la vida, sino que también te enseña a amarla y te da un nuevo significado de lo que es estar vivo. La animación, el doblaje, los giros argumentales y el mensaje son elementos que hacen de esta cinta una que nadie debería perderse y más si eres fanático de la animación japonesa.

 

¡Interactúa con nosotros!

Comentarios

Post Author: Ahuitz Maldonado

Soy solo un cinéfilo más, amante de las buenas series y anime; el único spoiler que te daré es que al final no importa la película, todos acabaremos en el cine con un bote de palomitas y unos nachos a un lado