Reseña: Malicious: En el vientre del diablo

Título original: Malicious

Director: Michael Winnick

Reparto: Bojana Novakovic, Josh Stewart, Delroy Lindo, Melissa Bolona

Género: Terror

País: Estados Unidos

Año: 2018

Duración: 90 minutos

Fecha de estreno: 30 de noviembre 2018

 

Por: Brenda Sánchez

 

Llega otra película de terror, pero, “Malicious: En el vientre del diablo” a pesar de su nombre en español tan genérico ¿nos sorprenderá y asustará?

 

Adam (Josh Stewart) y Lisa (Bojana Novakovic) son una pareja que están esperando la llegada de su primogénito y deciden mudarse fuera de la ciudad porque a él le han ofrecido un buen empleo como maestro, pero no contaban con que un regalo de la hermana de Lisa acabaría con la felicidad de estos dos personajes y de quienes los rodean.

 

En su nueva casa, Lisa se conecta con un ente demoníaco que ese mismo día hace que aborte a su bebé, desarrollándose una serie de eventos paranormales y que por supuesto nadie le cree.

 

 

 

Lamentamos decirte que esta película no tiene nada bueno, la verdad es que nos queda a deber mucho porque no hay originalidad en su contenido y a pesar de que el tema de madres e hijos podría ser muy atractivo, la cinta no genera ese terror psicológico que a lo mejor hubiéramos esperado y solo se sostiene de los llamados screamers que hacen que demos un brinco, pero de ahí no pasa.

También las actuaciones son muy flojas, los actores están como desganados no logran hacer un vínculo con el espectador y eso la vuelve una película que en unos días olvidaremos.

Tiene muchos clichés, diálogos que ya nos sabemos de memoria como el típico esposo que no le cree a su esposa de las visiones que ella tiene hasta que él empieza a verlas, la verdad es que es algo que ya hemos visto por muchos años y se vuelve predecible.

 

 

Y qué decir de los efectos, son muy pobres y hasta pueden causarte risa, esta claro que las escenas en donde aparecen repentinamente los “seres demoníacos” te atrapan y te mantienen atento, pero solo son un par de segundos y después pierdes el interés.

 

En conclusión, “Malicious: En el vientre del diablo” es una película más del montón, sin originalidad, con un guión que ya nos sabemos de principio a fin, actuaciones muy pobres, los efectos quedan mucho a deber, con muchos clichés y que seguramente olvidaremos en un par de días.

 

Obviamente los screamers hacen que te den unos cuantos sustos y que te mantengas alerta, pero son técnicas que ya conocemos y que sabemos cuando van a pasar por lo que puedes ir a verla pero al terminar solo saldrás con la tranquilidad de que no tendrás pesadillas.

 

 

¡Interactúa con nosotros!

Comentarios

Post Author: Colaboradores PlayCam

¡Colabora con nosotros! Si te gustaría que tu artículo apareciera en nuestro sitio web y redes sociales, contáctanos a: colaboradores@playcamcine.com