Reseña: La Noche De Las Nerds

Título original: Booksmart

Director: Olivia Wilde

Reparto: Kaitlyn Denver, Beanie Feldstein, J Williams

País: Estados Unidos

Género: Comedia

Año: 2019

Duración: 102 min.

Estreno: 16 de agosto de 2019

 

Recordada por muchos mostrando su sensualidad y rudeza como la “13” a lado del conflictivo Dr. House y en su papel de Quorra en “Tron: Legacy”, Olivia Wilde muestra su etapa más multifacética al entregarnos su ópera prima de una historia en principio poco sorprendente pero cuya originalidad, creatividad, irreverencia y emotividad transporta al público de la risa más eufórica a los momentos más crudos y reflexivos sobre la juventud, el crecimiento, la empatía y la aceptación al cambio.

Amy y Molly, las mejores amigas con grandes méritos académicos y cuyo comportamiento escolar les dío una ventaja sobre sus compañeros, recibirán una cubetada de realidad en la víspera de su graduación al darse cuenta de todas las vivencias que se perdieron por lograr los grados más altos de su generación. Decididas a recuperar el tiempo perdido, vivirán cuatro años de diversión en una sola noche; una aventura caótica para la que ni la mayor cantidad de libros leídos pudo haberlas preparado.

Pero, ¿no es acaso esta una comedia de adolescentes afrontando la inminente universidad algo que ya hemos visto? Sí, por supuesto que sí, y quizás mucho. No es algo que ocultar (más con el titulo que recibe en latinoamérica, aqui van a encontrar a los típicos jóvenes: los borrachos, los musculosos, los despreocupados, los irreverentes, los nerds… y estarán haciendo cosas de chicos, habrá alcohol, sexo, drogas. Cada cliché está ahí pero unido por un transfondo un poco más profundo, una mirada desde otro ángulo.

Wilde encuentra en Kaitlyn Denver y Beanie Feldstein una pareja con tanta química en pantalla que poco tiene que explicar para dejarnos claro la trascendencia de su amistad y ambas brillan en papeles que realmente consiguen crear un lazo con una audiencia que se enfrasca en este viaje de autodescubrimiento que los lleva por caminos insospechados.

Y esa ruta desconocida es una de las grandes virtudes de la cinta. No solo cambia de ritmo continuamente, cambia también la técnica cinematográfica y cambia la manera de pensar de sus protagonistas y la manera de pensar de nosotros como público. Y estos cambios son a la vez drásticos y a la vez congruentes, reflexivos y cómicos.

La Noche De Las Nerds” habla precisamente de la aceptación al cambio pero también de la aceptación de los demás, de sus defectos y virtudes, de su sexualidad, sus hobbies y de sus gustos, y claro que también nos ataca con la nostalgia de ver a los amigos reunidos una ultima vez antes de tomar su camino diferente en la vida. Es una marea emocional con 80% comedia ligera y 20% drama emotivo, pero cada segundo es aprovechado.

La perfección no es un tema a debatir sobre la mesa. Wilde plasma su punto de vista bajo una estructura más bien natural. Deja fluir a sus personajes permitiéndoles ser simplemente chicos divirtiéndose que genuinamente parecen hacerlo, sin grandes actuaciones, solo fluyendo. Aunque tiene momentos y frases inteligentes tampoco se esfuerza por ser rebuscada ni ser por demás profunda, casi en todo momento conecta con un idioma poco maquillado.

Actores con trabajos en comedia como Ryan Reynolds y Seth McFarlane alaban la cinta a sabiendas de ser una comedia ligera que sobresale en su género y que contiene un mensaje reflexivo poderoso y, como ellos, considero que este es el verdadero valor de la aquí llamada “La Noche de las Nerds”, cuya apreciación cinematográfica queda relegada a un segundo plano.

Quizás sea algo personal, pero por momentos el estilo me parece noventero, hasta con ciertos toques de lo que antes era MTV con su bloque de programas irreverentes, y probablemente sea el caso considerando que es la etapa que Wilde vivió y que agrega un plus bastante interesante, sin duda dejándome con ganas de volver a ver otro trabajo de esta recien bautizada directora.

¡Interactúa con nosotros!

Comentarios

Post Author: Enrique Bohórquez

En matrimonio con la ciencia, pero amante de las letras, la historia y la farándula,