Reseña: Halloween

Título original: Halloween

Director: David Gordon Green

Reparto: Jamie Lee Curtis, Judy Greer, Andi Matichak, Nick Castle

País: Estados Unidos

Año: 2018

Duración: 1 h 46 min

Fecha de estreno: 19 de octubre de 2018

 

 

Halloween prácticamente es el padre de franquicias como Viernes 13 o Pesadilla en la Calle del Infierno ya que sentó las bases para el género slasher/gore, que involucra a un asesino serial; desgraciadamente como toda liga que se estira demasiado, sus secuelas fueron rompiendo lo que construyó la cinta original,  lo que provocó que cayera en lo absurdo; y ahora, 40 años, 11  películas y un reboot con su respectiva secuela después, llega una digna continuación de la película de 1978.

La trama es prácticamente la mismo que la película de Carpenter, Michael escapa de su confinamiento y va a Haddonfield para matar a gente random y por supuesto a Laurie; ademas, recurre a los cliches propios del cine de terror, ya saben, hoyos argumentales, personajes genéricos y sobre todo, lo que instauró la primera  cinta: adolescentes hormonales que quieren demostrarse amor todo el tiempo; pese a esto, los momentos de tensión están muy bien logrados y las muertes que nos presenta el buen “Mike” son memorables, logrando así capturar la atmósfera de lo que vimos en la primera parte, mejorando su ritmo y haciéndonos estremecer cada vez que aparece tan icónico personaje. 

Sin duda el regreso de Nick Castle y Jamie Lee Curtis, hacen que un gran sentimiento de nostalgia nos invada, pero haciéndo esto a un lado, las participaciones de ambos están lejos de ser sobre actuadas como lo habíamos visto en las infames secuelas; por un lado tenemos a Castle como Michael Myers, quien regresa luego de solo participar en la primera cinta y logra que nos remontemos a ese “boogeyman” al que todos hemos temido, sobre todo cuando hace gala de esa respiración de acosador que se nos quedó grabada desde la cinta de 1978 y que sigue provocando que se nos erice la piel del miedo. 

 

Ahora hablemos de mi querida Jamie Lee Curtis, afortunadamente esta continuación elimina todas las secuelas de la saga  y sirve para borrar su pésima participación en Halloween: Resurrection y aunque ya había existido un final de su historia en H20, en esta ocasión vemos a una Laurie Strode preparada para cualquier situación, que con una simple mirada te puede mentar la madre, tal vez un poco desequilibrada pero siempre consciente de proteger a sus seres queridos a cualquier costo y que se estuvo preparando durante 40 años para poder aniquilar a la persona que la marcó de por vida, y créanme, la batalla final es digna de recordar. 

En conclusión, esta nueva cinta de Halloween , por mucho es la más madura, mejor lograda y que tiene mucha nostalgia convierte así, en la mejor secuela de la franquicia, en donde vemos a una Jamie Lee Curtis defendiendo su  honorable apodo como “La Reina del Grito”, que sin duda hace que aún le tengamos fe al género y sin temor a equivocarme, es una de las mejores cintas de un asesino serial de fantasía de los últimos años. 

¡Interactúa con nosotros!

Comentarios

Post Author: Daniel Aguilar

Comunicólogo de profesión, amante del cine, creador de las teorías sin base y nerdo del cine de superheróes y los videojuegos.