Reseña: El Vicepresidente: Más allá del poder

Esta cinta de Adam McKay, director de La Gran Apuesta, muestra como Dick Cheney, pasó de ser un estudiante mediocre, a uno de los hombres más poderosos del mundo. 

Para ser un tema que muchos que no vivimos en Estados Unidos nos puede resultar un tanto ajeno, la genialidad de la cinta cae en la forma  en la que McKay quiso contar su historia y es que es una especie de falso documental con tintes cómicos que la hace digerible para el espectador. 

Dentro de su forma de narrar los hechos, la cinta es una fuerte crítica al sistema político de los Estados Unidos, combinando la ficción con la realidad y haciendo uso de increíbles metáforas que sirven para ejemplificar cómo de algo tan simple se puede literalmente  decidir el destino político  del mundo. 

Christian Bale, nos vuelve a regalar una magistral clase de actuación con su interpretación de Dick Cheney, en un principio nos saca un poco de onda creer que a quien estamos viendo en pantalla es Bale y eso solo es muestra de la entrega que tiene el actor con cada uno de sus papeles, el tipo realmente  llega a la entraña de sus personajes y nos hace participe al amarlo pero a la vez odiarlo. 

 

El Vicepresidente  es una increíble sátira, que además de enseñarnos muy a la House of Cards  el teje y maneje de la política del país vecino, es una dura crítica al pasado y presente de Estados Unidos que todo mundo debería ver. 

 

¡Interactúa con nosotros!

Comentarios

Post Author: Daniel Aguilar

Comunicólogo de profesión, amante del cine, creador de las teorías sin base y nerdo del cine de superheróes y los videojuegos.