Reseña: El Muñeco Diabólico

Director: Lars Klevberg

Reparto: Aubrey Plaza, Mark Hamill, Brian Tyree Henry

País: Estados Unidos, Francia, Canadá

Género: Horror

Año: 2019

Duración: 90 min.

Estreno: 12 de julio de 2019

 

Treinta y un años y siete secuelas después, Chucky vuelve para reinventarse y comenzar su historia de nuevo, esta vez adaptándose a un mundo futuro plagado de tecnología donde el principal enemigo será la inteligencia artificial y una historia original en papel, pero incoherente e ilógica en pantalla, que ofrece momentos de humor que funcionan en los que se burla incluso de su propia franquicia.

¿Quieres jugar? Prepárate para una versión contemporánea del clásico de horro de 1988, El Muñeco Diabólico. En la cinta, Karen (Aubrey Plaza), una madre soltera, le regalará un muñeco a su hijo Andy (Gabriel Bateman), del que desconocen su naturaleza siniestra.

Con un elenco y un director practicamente en sus inicios, Mark Hamill y Aubrey Plaza encabezan este reboot que comienza rápidamente a desarrollar su humor oscuro y nos presenta un Chucky que en lugar de ser producto de un culto satánico, va creciendo ante nuestros ojos y adquiere el gusto por la violencia al absorber lo que Andy vive y ve en cintas de terror. Este muñeco realmente intenta ser el amigo que promete ser, pero al ser despojado de candados en su inteligencia artificial, pronto tergiversa el mundo que lo rodea y termina siendo el resultado de lo que ve.

Más que ser un cambio en la génesis de su maldad, esta nueva visión de Chucky presenta una crítica al futuro distópico de robots tomando el poder al más puro estilo de “Black Mirror” si bien tiende a exagerarse tanto que cae en la inverosimilitud y termina por crear una segunda parte de la película en la que el muñeco es tan omnipotente que la resolución no logra ser tan convincente.

Es la primera media hora en que el humor está más presente en el que vemos incluso referencias a la franquicia original, a “Robocop” y hasta a Star Wars (que es más chistosa considerando que es nuestro Luke Skywalker quien da vida al muñeco diabólico), pero aquello no logra ser consistente hacia la ultima hora y hay instantes en que la trama se vuelve desesperante con acciones de los personajes que solo están ahí para justificar el final.

Es básicamente lo que las anteriores adaptaciones del personaje nos venía ofreciendo, humor, terror, sangre e incoherencia. Pero aqui el humor es más relajado y menos sarcástico, el terror está mejor estructurado y las muertes tienen una peculiar forma de presentarse. Aquí se aprovecha este entorno tecnológico para seguir los rastros de Chucky por medio de una app que ofrece una vista en primera persona como en cintas de culto como “Masacre en Texas“, que generan una atmósfera más aterradora.

Sin lugar a dudas “El Muñeco Diabólico” tiene fallos imposibles de no observar y no se sostiene en todo momento, pero es una gran propuesta original del personaje y como ópera prima de Lars Klevberg y quizas los fans se sientan refrescados tras varias secuelas que nada más no encontraban buen rumbo. Eso sí, otra cosa en común con la cinta original es que sigue siendo increíble que estos muñecos con diseños tan poco agradables se presenten como juguetes que todos los niños quieren, eso seguirá siendo un misterio sin resolver.

 

 

¡Interactúa con nosotros!

Comentarios

Post Author: Enrique Bohórquez

En matrimonio con la ciencia, pero amante de las letras, la historia y la farándula,