Reseña: Cómprame un revolver

 

Director: Julio Hernández Cordón
Reparto:  Ángel Rafael Yanez, Wallace Pereyda, Ángel Leonel Corral
Género: Drama
País: México
Año: 2019
Duración: 84 min
Fecha de estreno: 10 de mayo de 2019

 

 

Por: Enrique Bohórquez

Retomando la narrativa sobre la violencia y el narcotráfico que nos ofreciera en “Te prometo anarquía“, Julio Hernández Cordón integra ahora la crudeza del feminicidio y mundo infantil dentro de este escenario tóxico, logrando momentos que tocan fibras sensibles, pero con una historia que no logra poner los pies firmes en la tierra.

 

En un México atemporal, donde las mujeres están desapareciendo, una niña llamada Huck usa una máscara para esconder su género. Ella ayuda a su padre, un adicto atormentado, a cuidar de un campo de béisbol abandonado en donde los narcos se reúnen a jugar. Su padre intenta protegerla como puede. Mientras Huck, con la ayuda de sus amigos – un grupo de niños perdidos que tienen el poder de camuflajearse en el desierto- tiene que luchar para sobrepasar su realidad y combatir al capo de la zona.

En un país donde claramente los temas tocados son nuestra realidad día a día, ya poco queda para sorprendernos, pero aun mucho nos duele. En este sentido “Cómprame un revolver” es un recordatorio doloroso que logra conectar con nosotros y volver a voltear a ver a crímenes no sólo sin recibir justicia, sino que no parecen tener fin. Como un acto forzado de reflexión aporta demasiado.

Es su manufactura la que adolece de una estructura quizás no más desarrollada, pero sí más ordenada, más seria. La historia gira principalmente apoyada en la perspectiva fantasiosa de los niños, pero en algún punto se confunde la inocencia infantil con decisiones injustificadas de los personajes para avanzar en la trama.

Por un lado tenemos la fortaleza de espíritu de la pequeña Huck, pero por otro, vemos su viaje fortuito, improbable e injustificado. Así mismo tenemos un padre amoroso pero adicto, que haría todo por ella, pero que deja que su vida, y la de su hija, dependa de su suerte. Y es cierto que estas cosas podrían pasar en la vida real, ¿pero son realmente el tipo de historias que una cinta quiere contar?

Cómprame un revolver” es una película de superhéroes, con una pequeña niña como la máxima heroína que logra combatir contra su mayor enemigo, y como tal, le falta fuerza precisamente su batalla principal, en las “armas” de sus combatientes, en el camino que motiva a ambos personajes y la reflexión final que nos deja (el bien contra el mal).

Aun con sus debilidades, la cinta tiene sus virtudes. Esta desdicha de vida que nos tocó vivir más en nuestro país es un recurrente en nuestra literatura y en nuestro cine, y lo seguirá siendo mientras el mal dure, por lo que siempre habrá que agradecer que haya quien nos ofrezca nuevos enfoques y nuevos pensamientos.

¡Interactúa con nosotros!

Comentarios

Post Author: Enrique Bohorquez

En matrimonio con la ciencia, pero amante de las letras, la historia y la farándula,