Día del Maestro: Aprendiendo a vivir

Por: Enrique Bohórquez

Amados y odiados, chistosos y hasta algunos aburridos, todos tenemos el recuerdo de más de un profesor que marcó nuestras vidas y quizá, la encaminó a lo que hoy en día nos convertimos. Y es que encargarse de la educación de una nueva generación es un gran poder que conlleva una gran responsabilidad, y a cada uno de nuestros profesores les debemos demasiado.

Por eso hoy hablaremos de los más recordados en la pantalla grande y la pantalla chica, esos que vimos y dijimos: “¡mira, se parece a…!”.

 

Ted Mosby (How I Met Your Mother)

Comenzamos esta lista con un profesor de arquitectura novato que vimos crecer desde su desastrosa primera clase hasta ganarse a sus alumnos, pasando por una etapa donde también se ganó su odio al enterarse de sus intenciones de demoler un edificio antiguo.

Ted representa al profesor cool que realmente no quería ser profesor, ese que no pudo ser el arquitecto que siempre quiso ser, pero que logró dejarles a sus chicos algo que es igual o más valioso que los mismos conocimientos: pasión.

 

Terence Fletcher (Whiplash)

Hablando de pasión, ¿qué me dicen del estricto maestro de música Terence Fletcher en “Whiplash”? Esta cinta ganadora de 3 premios Oscar (uno de los cuales se lo llevó J. K. Simmons por su gran interpretación de Fletcher) sigue el paso de un músico de jazz llevado al límite por un maestro implacable, duro y sin miramientos a obtener lo que quiere a costa de lo que sea necesario.

Fletcher nos muestra a esos profesores que en su momento detestamos (y tal vez ahora también) pero que nos obligaron a sacar todo (hasta lo malo) de nosotros y, aunque no justificamos los métodos tan insensibles que aquí ocurren, siempre será necesaria una buena dosis de presión para explotar nuestro verdadero potencial.

 

Merlí (Merlí)

Retomando a los profesores que nos hacen reflexionar no tenemos mejor ejemplo que el grandioso y extrovertido Merlí. En solo tres temporadas nos demostró no solo la importancia de la filosofía, sino su aplicación en la vida real y lo divertida que puede ser cuando se le mira como lo que es: una parte de nosotros.

Merlí es una especie de Dr. House, retraído, conflictivo, sarcástico, mujeriego y hasta contradictorio en sus acciones, pero su personaje logra transmitir un carisma sin igual y sus alumnos logran vencer sus escudos y retroalimentarlo, mostrándoles una perspectiva diferente de la vida. Es el tipo de maestro que es amigo de sus alumnos y que los motiva siempre, pero muy a su manera.

 

John Keating (La Sociedad de los Poetas Muertos)

Bajo el mismo estilo que Merlí, pero varios años atrás, Robin Williams nos trae esa figura educativa y paterna del profesor que es un alumno más en su clase, que va aprendiendo de la vida y sufriendo y regocijándose con el entusiasmo juvenil de sus iguales en clase.

John es el maestro perfecto, el confidente, el siempre dispuesto, el que saca lo mejor de cada uno cuando más lo necesitamos, y Williams nos regala además, una cinta espectacular y entrañable.

 

Walter White (Breaking Bad)

Ahora demos un salto en otra dirección. Un profesor que realmente no brilla en pantalla por su profesión sino por su historia: Walter White, un enseñante de química cuya vida está hecha pedazos. Enfermo y con poco dinero debe buscar una alternativa más económicamente rentable para subsistir. Una de las actuaciones cumbres de Bryan Cranston.

Aquí encontramos más al maestro de la vida real, aquel cuya responsabilidad no está a la altura de un sueldo que no cubre sus necesidades. A lo largo de la serie conocemos a un Walter indudablemente preparado, ingenioso y trabajador que nos hace voltear a ver la precaria e injusta situación económica de nuestros formadores de las mentes del mañana. Un multifacético.

 

Jessica Day (New Girl)

Más carismática pero con un trasfondo también un poco dramático, encontramos a Jessica Day, una joven profesora peculiar, cariñosa y atenta cuya vida cambia drásticamente al conocer la infidelidad de su hasta entonces novio, lo que la obliga a cambiar de hogar y enfrentarse a retos inimaginables.

Zooey Deschanel interpreta a la profesora de los sueños de muchos, y es que no solo es su amabilidad lo que atrae a muchos, sino que no podemos dejar de enamorarnos de esos ojos que le hacen combinar tan bien, por lo que, aceptémoslo, también llega a ser esa maestra de la que nos enamoramos alguna vez…

 

Severus Snape (Harry Potter)

Alguien de quien no nos enamoramos pero que terminamos queriendo fue el profesor de artes ocultas de Howgarts Severus Snape. Sin duda uno de los más temidos y antipáticos de toda la saga del mago adolescente y que por varios años repudiamos y miramos con cierto desdén.

El Severus de Alan Rickman, sin embargo, representa más al maestro que sí es temible, pero que también es justo y que, por sobre todas las cosas, daría lo que fuera por sus alumnos, incluso si aquello significa ganarse su odio de vez en cuando.

 

Yoda (Star Wars)

Menos ortodoxo en sus formas de enseñar encontramos al maestro Yoda, quien nos llevó de la mano por las místicas artes de la formación Jedi, donde habría que “hacer o no hacer, sin puntos intermedios”. Sí, su carácter y su agresión física no lo dejan muy bien parado, ¡pero tenía como 900 años!

Yoda es ese maestro tan sabio como entrado en años, que camina lento y se toma su tiempo, pero cuyos conocimientos van a la velocidad de la luz. Es también el que no se da por vencido y confía en sus aprendices, pero que no tiene censura para dejarles en claro cuando están fallando… y que siempre estará ahí para ellos cuando eso pase.

 

Maestro Miyagi (The Karate Kid)

Y hablando de sabios, ¿cómo no hablar de nuestro maestro Miyagi? Casi en la misma temática que Yoda, aquí vemos a un profesor entrado en años, sabio y también por momentos violento, cuyos métodos peculiares harán de un pequeño muchacho un karateka imponente casi sin que este se dé cuenta.

Pat Morita nos regala en Miyagi el profesor “rarito”, también aquel que parece divagar en todas sus clases pero que al final conjuga todas sus historias a favor de lo que quiere darnos a entender. Y es que trajo al pobre niño limpie y limpie, pintando, encerando… pero todo era con un motivo, y ese motivo fue mostrarle que le enseñaba a defenderse, no a atacar.

 

Minerva Mcgonagall (Harry Potter)

Volvemos un poco atrás porque no quería dejar pasar por alto a una gran profesora en voz de una excelente actriz. Maggie Smith es la versión masculina de Snape pero con la dulzura que a este le falta. Esta profesora de Transformaciones que llegará a ser directora de Hogwarts siempre atenta a su alumnado dentro y fuera de las clases se ganó fácilmente a sus muchachos.

Minerva encarna a todos los maestros con aspecto áspero y rudo que terminan siendo un pan de dios, que te escuchan y te apoyan pero bueno… sí, a veces sí son ásperos y rudos… ¡qué se le va a hacer!

 

Profesor X (X-Men)

Un profesor que se hace llamar profesor pero que realmente vemos poco en acción como profesor: el profesor X. Aun con una década bombardeada por los Vengadores y algunos tropiezos cinematográficos de las cintas de mutantes, no podemos negar el cariño que le tenemos a los X-men, y ellos no serían un grupo de no ser precisamente por Charles Xavier.

Interpretado en los últimos años por Patrick Stewart en su versión adulta y por James McAvoy en la joven, la mayor enseñanza del Profesor X es el trabajo en equipo. Y es que Charles logra manejar a cada uno de los integrantes de su casa y canalizar lo mejor de cada uno de ellos para formar una sociedad más fuerte. Algo que ya les digo que no es nada sencillo.

 

George Feeny (Aprendiendo a Vivir)

Antes de Snape hubo un Feeny. “Aprendiendo a Vivir” llenó la década de los 90’s con una historia escolar donde William Daniels interpretó al profesor que ve crecer a los chicos desde su niñez hasta su juventud, yendo del odio al amor, pero dentro de un viaje que incluye las travesuras, riñas, dudas y problemas existenciales del grupo.

Feeny no solo es quien logra ganarse el cariño y el respeto de sus alumnos, es quien a base de varios años se vuelve parte de la familia de cada uno, parte de su vida, una referencia y un copiloto inolvidable en la vida escolar.

 

Ejemplos de instructores hay centenares, más de los que podrían enlistarse, así que pónganse cómodos, elijan la cinta o serie que más les traiga recuerdos y no olviden que, al igual que ellos, todos somos buenos en algo y todos podemos divulgar nuestra sabiduría, porque la educación es el legado más grande que un ser humano pueda heredar.

¡Interactúa con nosotros!

Comentarios

Post Author: Enrique Bohorquez

En matrimonio con la ciencia, pero amante de las letras, la historia y la farándula,