Annette Kellermann: la actriz que nos dio el primer desnudo en la pantalla grande

En 1916 se estrenaba “A daughter of the gods” (“Una hija de los dioses”), cinta del cine mudo escrita y dirigida por Herbert Brenon, y protagonizada por Annette Kellerman, una deportista australiana que desató el escándalo en el mundo por sus ideas “libertinas”.

Kellerman nació en Marrickville, Australia en 1887, y tras un problema ortopédico que la obligó a usar un aparato ortopédico, sus padres la inscribieron a clases de natación, lo que la llevó a posicionarse como una estrella de este deporte.

Además, fue conocida por defender la salud, el ejercicio y la belleza natural a través de dietas nutritivas y la promoción del ejercicio.

 

Los escándalos la persiguieron

Hoy los desnudos en las producciones cinematográficas y televisivas son algo normal, al igual que los diminutos trajes de baño y la vida fitness, pero como todo, hay épocas que no han visto dichos temas con muy buenos ojos.

Todo comenzó con el uso del traje de baño de una sola pieza en lugar de los pantalones que cubrían hasta el tobillo; dicho movimiento le costó su libertad en 1907 por “indecencia” en Revere Beach, en Boston, pues llevaba puesto uno de sus trajes de baño ajustados y que para esos tiempos “mostraba demasiada piel”; recordemos que en esos años las mujeres sólo podían mostrar una parte de su muslo o pantorrilla, lo demás sólo podía ser visto por “el hombre con quien se casaran”.

Pero eso no detuvo a Annette, pues tras alzar la voz en favor de más comodidad en las albercas y playas, su modelo de ropa para nadar comenzó a popularizarse por lo que inició su propia línea de trajes de baño para mujeres. Las “Annette Kellermans”, como se les conocía, fueron el primer paso para la ropa de baño moderna.

Sin embargo, su talento no se limitó al nado –deporte en el que además destacó en el nado sincronizado-, ni se quedó atrapado en la moda, pues su figura destacó en el cine de la época generando un escándalo entre la sociedad, pues fue la primera persona en aparecer desnuda en una película de Hollywood. 

Una sirena de la vida real

Sus personajes solían ser criaturas acuáticas como sirenas; en dichas producciones ella realizó sus propias acrobacias, así como las escenas debajo del agua.

En 1916 “A daughter of the gods” vio la luz en las salas de cine generando un escándalo en la sociedad de esa época por el desnudo de su protagonista. Según las descripciones, la actriz aparece sentada en la rama de un árbol, con los brazos extendidos hacia arriba, pero sus pechos no se ven ya que están cubiertos por su largo cabello, sin embargo, eso fue razón suficiente para que muchos quisieran eliminar esa escena o sacar la cinta de la cartelera.

Al final, se convirtió en un hito histórico, pues esta cinta pasó a la historia por mostrar el primer desnudo en pantalla grande.

Annette llamaba “películas de cuentos de hadas” todas las producciones en las que participó, por ejemplo, en “The Mermaid” (1911) ella fue la protagonista y, claro, daba vida a la sirena, volviéndose así en la primera actriz en usar un traje con cola de pez, y ella misma diseñó sus propios trajes de baño de sirena y a veces incluso ella misma los fabricó.

A pesar de haber participado en diversas producciones cinematográficas, Kellerman siempre consideró a “Una hija de los dioses” como “lo mejor” hasta su muerte a los 88 años en 1975.

Annette Kellerman fue una pionera en el tema de la liberación femenina y es, hasta la fecha, recordada como una de las figuras más icónicas del cine.

¡Interactúa con nosotros!

Comentarios

Post Author: Ariadna Juárez

¡Amo el cine! Todas sus facetas, todos sus géneros y cada época. Además amo el periodismo, escribir no sólo es mi profesión, es mi pasión.